Un litigio por la custodia del niño es sin duda uno de los aspectos más estresantes de un caso de derecho de familia. En la mayoría de los estados, los juicios de custodia de menores son escuchados por un juez en lugar de un jurado. Texas es el único estado con juicios con jurado para permisos estatales en casos de custodia.

La custodia de los hijos puede ser una de las cuestiones llevadas ante el tribunal de divorcios, o puede ser el único problema por el que los padres no están casados, o cuando uno de los padres está solicitando un cambio de custodia después de una determinación de custodia inicial durante el divorcio. La custodia del niño por lo general se inicia con la presentación de una petición ante el tribunal y puede ser diferente dependiendo del estado. Cualquier solicitud de modificación de Custodia puede determinar la custodia de los hijos, también se puede solicitar en el momento de presentación de la petición de divorcio, una vez firmada la petición correspondiente los documentos se presentaran ante la Corte.

Presentación de alegatos en la custodia del menor

Después de la presentación de la documentación correspondiente, el solicitante debe hacerla llegar a la parte contraria. La mayoría de los tribunales tienen unos requisitos muy específicos, donde el peticionario debe entregar personalmente los documentos judiciales, llamados alegatos,  a la parte demandada o mediante un oficial de la ley. En otras jurisdicciones, sin embargo, permiten que el peticionario envíe la solicitud a la parte contraria por correo certificado. Independientemente del método de servicio, cada jurisdicción impone un plazo de tiempo en el que la parte contraria debe responder a la petición del peticionario.

En el caso de que la parte contraria no responda en el plazo requerido, el peticionario puede solicitar por defecto a la Corte las solicitudes sobre ciertos temas. Si la parte contraria responde que no está de acuerdo a la petición que se indica con los acuerdos de custodia y visitas propuestas por el peticionario, el siguiente paso en el litigio sería tratar de descubrir información relevante sobre el caso, este proceso de descubrimiento  se lleva a cabo mediante el envío de peticiones a la parte contraria que den respuesta a las preguntas y documentos que puedan conducir a pruebas.

Estos métodos de detección permiten a las partes lograr una mayor profundidad  de conciencia de la posición de la otra parte con respecto a la custodia, así como la situación financiera de cada uno de los efectos del cálculo de manutención de menores.

Divorcio y custodia de los hijos

Después de que ambas partes han solicitado y ha respondido a las solicitudes de descubrimiento, el siguiente paso es probable que las partes asistan a la mediación de custodia del niño. Muchos tribunales en muchas jurisdicciones requieren la mediación en los casos de custodia de menores antes de que el caso sea escuchado por el tribunal. La mediación es un proceso en el que el mediador, un tercero que es neutral, ayuda a las partes tratando de llegar a un acuerdo. Si las partes llegasen a un acuerdo, se firmaría ese mismo día y puede que  tengan que asistir a una corta audiencia para que el juez escuche el testimonio con los términos del acuerdo para determinar si es lo mejor para el interés de los hijos menores de edad. En el caso de que las partes no lleguen a un acuerdo, van a juicio y es el juez quien decide su caso. Antes de ir a juicio, las partes suelen realizar algún descubrimiento adicional, con plazos para que las partes intercambien una lista de los testigos y las exposiciones que se van a utilizar en el juicio. El juez se encarga de determinar lo que es mejor para el interés del menor. Las partes pueden solicitar la declaración de testigos en el juicio para que apoyen su posición. El testigo ideal en los ensayos de custodia son las niñeras de los niños, amigos mutuos de las partes, familiares y vecinos que han visto a ambas partes interactuar con los niños. El objetivo es dar una imagen al juez de como cada padre se preocupa por el niño y como es perjudicial que la parte contraria tenga la custodia del menor.

En algunos casos, las partes obtienen provisionalmente y a efecto del juicio un tutor neutral que se encarga de entrevistar a las dos partes, niños y a cuidadores o maestros en un esfuerzo por reunir  información necesaria con el fin de hacer una recomendación a la Corte en cuanto a lo que es lo mejor en interés de los hijos menores.

Ensayos de custodia impugnadas

Los ensayos de custodia impugnadas se pueden programar para cualquier lugar, pueden durar horas o incluso hasta varios días dependiendo del número de testigos y la complejidad de las cuestiones planteadas. Al comienzo de un juicio, el juez puede pedir a cada parte una breve declaración de apertura esbozando lo que esperan demostrar sus pruebas y que alivio están buscando en la Corte.

El peticionario entonces llama a su primer testigo y el demandado tiene la oportunidad de interrogar a su testigo. Una vez que el peticionario ha llamado a todos sus testigos, será el demandado quien tendrá la oportunidad de llamar a sus testigos. Una vez más, el peticionario tendrá la oportunidad de interrogar a cada uno de los testigos del demandado. Algunos de los testigos utilizara la autenticación de documentos tales como boletines de calificaciones o registros médicos confirmando lo expuesto. Otros artículos que pueden ser utilizados como pruebas en el juicio son fotos de las partes y del hijo menor, así como los registros de asistencia, detención de las partes o impresiones  de redes sociales. El objetivo en materia de exposiciones es dar al juez artículos tangibles para complementar el testimonio de los testigos.

Después de que las partes hayan presentado todas sus pruebas, cada parte es probable que de cierre a declaraciones que resumen toda la evidencia de que él o ella se presenta una y otra vez a  pedir a la Corte que le otorgue el remedio solicitado en la petición inicial. En algunos casos, el juez puede llamar a un receso después de cerrar los argumentos para deliberar antes de emitir una decisión ese mismo día, mientras que en otros casos el juez informará a las partes que el caso se quedara bajo consideración, enviando las conclusión y decisión a las partes por fax.

Autor Michael Busby Jr.

Michael Busby Jr. es un Abogado de divorcio, que ejerce desde hace más de 14 años en Texas, familiarizado con la política y los procedimientos de los tribunales de derecho de familia en los Condados de Harris y Fort Bend. Su oficina está abierta hasta las 8:30 pm el miércoles y Sábado 09 a.m.-1 p.m. para la gente que trabaja

2909 Hillcroft suite 350 Houston,
Texas 77057 (713) 974-1151
www.busby-lee.com