Aunque usted se encuentre en un momento en el que debe presentar la bancarrota, no tiene porque haber sido por ser un mal administrador de sus finanzas. Tal vez, ha sido simplemente mala suerte y montó su negocio en el momento equivocado o por otras circunstancia en el peor de los casos. Lo más importante es saber qué no hacer cuando se busca la protección del tribunal de bancarrota de Houston. A continuación se muestran algunos consejos para que siga la dirección correcta.

Nunca diga una mentira

Mentir a los acreedores, fideicomisarios, tribunal o a su abogado de bancarrota de Houston es de mal gusto teniendo en cuenta la gravedad de la situación. Estar protegido de los acreedores es un privilegio otorgado por el tribunal para ayudarle a redescubrir su capacidad para cumplir con las obligaciones de sus acreedores. Si usted dice una mentira a los acreedores, ellos pueden contradecir demandándole para que pierda a protección, si usted miente al fideicomisario estará cometiendo un crimen, si usted miente a la corte, considerará probablemente desacato y es probable que tenga cárcel  y si miente a su abogado, puede estar negando información crucial que él puede necesitar para protegerle.

Nunca transfiera activos con anticipación a la declaración de quiebra

Esto demuestra mala fe y falta de buenas costumbres. De hecho, es contraproducente porque el fiduciario tiene la fuerza legal para recuperar los activos transferidos. En tales circunstancias, la propiedad será liquidada y el producto de la misma distribuido entre los acreedores. Un tribunal puede denegarle la protección bajo el capítulo 11 y exigir que esté protegido bajo el capítulo 7.

Siempre deje que su abogado en bancarrota de Houston le ayude

La presentación de la bancarrota por su cuenta es ir al desastre. Un experto generalmente sabe todas las lagunas que los acreedores y el IRS pueden explotar en un intento de recuperar su dinero. Además, usted se expone a los acreedores por no cubrir todos los ángulos legales. Siempre es inteligente obtener la ayuda de los abogados cuando se presenta la bancarrota.

Revise el papeleo antes de firmarlo

Cualquier forma de papeleo, ya sea del fideicomisario, acreedores, debe ser revisado por su abogado antes de firmar. Recuerde que agregando su firma al papeleo usted está diciendo que está de acuerdo con lo que firma. El incumplimiento de sus disposiciones es recurrible. Dicen que la ignorancia de la ley no es una defensa. Asegúrese de entender a lo que se está comprometiendo.

No todas las deudas se descargan

La quiebra le descarga de una gran cantidad de deudas; sin embargo, no te libera de todos ellas. Algunas de las deudas no pueden ser descargadas bajo la bancarrota, estas incluyen préstamos estudiantiles, manutención del cónyuge y del niño, etc. Se espera que usted pague estas deudas tanto si está protegido como sino.

La declaración de bancarrota es un proceso largo. Usted necesita estar preparado para pasar por ese camino y superarlo todo. Pasará mucho tiempo con su abogado y en el tribunal. Asegúrese de que está listo para todo.