10 cosas que necesita saber de la Bancarrota

Las leyes de bancarrota atravesaron un enorme cambio en octubre de 2005. De cualquier forma, sin importar lo que usted haya escuchado al respecto, la protección de bancarrota aun está disponible para todos. El cambio agregó algunos requisitos adicionales, pero ninguno de estos requisitos fue diseñado para evitar que usted obtenga la oportunidad que se merece de volver a comenzar. Si necesita solicitar la bancarrota todavía puede hacerlo.
Sí, hay algunos requisitos adicionales y una nueva investigación de ingresos que usted debe “pasar” para calificar. Sin embargo, la mayoría de la gente está liquidando todas sus deudas como lo hacía con las antiguas leyes. De hecho, incluso el gobierno sabe que las nuevas leyes afectan a sólo un 3% de los solicitantes e incluso ese 3% aun puede solicitar un plan de pagos. Aun con nuevas restricciones de ingresos, es muy probable que usted califique para solicitar el Juicio de Quiebra del Capítulo 7.
Casi todas las personas que solicitan la bancarrota conservas todas sus pertenencias. En Texas, usted generalmente puede proteger sus casas, vehículos, prendas y sueldos de ser embargados. En raras ocasiones alguien tiene más propiedades de las que el gobierno les permite proteger, pero aun con esto, se puede crear un plan de pagos que le permitirá mantener todas sus propiedades.
El Estado de Texas tiene algunas de las mejores leyes de exención de bancarrota de la nación. Para la mayoría de la gente, esto significa que no importa cuánto valor capital tengan sobre sus viviendas, aun pueden protegerlo todo. Como muchas cosas, esta protección está sujeta a ciertas restricciones, pero un buen abogado de bancarrota le podrá explicar a usted estos detalles.
Sin importar lo que usted haya escuchado, es posible solicitar la bancarrota en más de una ocasión. Incluso en varias ocasiones en determinadas circunstancias. Si usted necesita ayuda con sus deudas, no dude en llamar a un abogado porque alguien le dijo que usted no podía solicitar la bancarrota de nuevo. Lo más posible es que usted la puede solicitar de nuevo utilizando un plan de pagos guiado por la corte.
Contrario a las noticias que los medios y los supuestos expertos proporcionan, la bancarrota NO arruina su crédito ni evita que obtenga crédito de nuevo. De hecho, un estudio reciente mostró que cerca del 80% de la gente que solicita la bancarrota recibe una solicitud de crédito después de haberla solicitado. Muchos de los solicitantes de bancarrota obtienen tarjetas de crédito o prestamos de carros inmediatamente después de haber solicitado la bancarrota. Puede ocurrir que usted no consiga la mejor tasa de interés disponible, pero un trabajo estable y un nuevo estado libre de deudas significan que usted puede calificar para un préstamo de carro. Lo más importante que usted debe saber es que la bancarrota no evita que usted consiga un crédito, pero si hace que el crédito que usted obtenga sea más caro.
Hay mucha gente que compra casas después de solicitar la bancarrota. Si usted califica para un préstamo de la Administración Federal de Vivienda (Federal Housing Administration), usted puede comenzar a buscar una casa dos años después de solicitar la bancarrota. Para bancarrotas por cuentas médicas, puede empezar a hacerlo incluso después de un año. Como se dijo anteriormente, usted puede no obtener la mejor tasa de interés, pero con un poco de esfuerzo y el deseo de comprar una casa usted puede hacerlo.
La mayoría de la gente que solicita la bancarrota lo hace como resultado de una serie de situaciones que no se pudieron controlar. En nuestra experiencia, la mayoría de las personas que solicitaron la bancarrota lo hicieron porque perdieron sus empleos, por un divorcio o por alguna situación médica de gravedad. Desafortunadamente, alguna gente lo hace por más de una de esas causas. Raramente vemos a alguien que simplemente no puede pagar sus cuentas. Lo más probable es que su situación es el resultado de algo sobre lo que usted no tenía control. Así que no sea tan duro con usted mismo, sino al contrario, sea proactivo y comience a tomar los pasos necesarios para eliminar su deuda y obtenga un nuevo comienzo en su vida.
A menos de que usted le deba dinero a su empleador, su compañía no va a saber que usted solicitó la bancarrota. En algunos planes de pago su empleador debe asistirle al tomar de su sueldo el pago que se realizará, pero fuera de esos casos su empleador no recibirá ninguna notificación.
Aun con todos los nuevos cambios y requisitos de la ley de bancarrota, solicitar la bancarrota es asequible. Esto también causó que muchos abogados elevaran sus honorarios, pero cuando usted considera el costo de tratar de pagar sus deudas en los próximos años creemos que usted estará de acuerdo en que el costo que usted paga para que su caso sea promovido es bastante justo. No hay costo para que usted se reúna con nosotros para revisar su caso. Le daremos una cotización competitiva y buscaremos un plan de pagos para usted.