Cuando una pareja decide poner fin a un matrimonio no sólo les afecta a ellos, también afecta a los abuelos de ambos lados de la familia. Otra situación que tiene un impacto en los abuelos es el encarcelamiento de uno o ambos padres, la muerte de uno de los padres, o simplemente una falta de conexión en unión de la familia. Los abuelos pueden pensar que tienen derechos, sin embargo, los derechos de los abuelos en Texas pueden no ser tan fáciles de resolver como uno podría pensar primero.

Los abogados de divorcio saben interpretar las leyes que tienen que ver con los abuelos

Con el fin de averiguar qué derechos tiene o no puede tener  un abuelo siempre es mejor buscar el consejo de un abogado de divorcio experimentado. abogados de derecho de familia entienden cómo interpretar las leyes que tienen que ver con los padres, abuelos y niños. Cuando los abuelos o los padres consultan con un abogado de familia se les dirá lo que pueden esperar en un tribunal de justicia. Se les informará de lo que dice la ley de Texas sobre los derechos sus derechos.

Si el fiscal considera que hay un caso, entonces van a hacer todo lo posible para representar a su cliente en un tribunal de justicia. El abogado y el tribunal trabajarán siempre en el mejor interés de los niños que participan.

Si los abuelos quieren ver a sus nietos, tendrán que pasar por el sistema legal para que esto suceda

Siempre es mejor tener un abogado con experiencia como representación legal. Puede ser que los abuelos estén buscando la custodia a causa de la muerte de los padres o el encarcelamiento de uno o de ambos. Esta situación es difícil, pero todavía requiere el empleo de un gran abogado. Incluso si tiene sentido dar a los abuelos biológicos acceso a los nietos, un tribunal de familia siempre va a actuar en el mejor interés de los niños. El tribunal considerara toda la situación. Nunca se meta en la corte de familia sin representación legal si desea tener derechos sobre sus nietos en Texas no importa de qué lado este. Un abogado conoce la ley y abogará por los niños. Al final, de lo que realmente se trata es mantener a los niños seguros y permitir que crezcan en un ambiente afectivo y amoroso.